Consideraciones para el diseño de Iluminación de Espacios Públicos

Consideraciones para el diseño de Iluminación de Espacios Públicos

En los últimos tiempos, hemos participado como ciudadanos de cambios importantes en la Infraestructura de los Espacios Públicos que habitamos y que transforman cada una de nuestras ciudades, entregándonos una mejor calidad de vida en conjunto con una mayor identidad e imagen. Un elemento importante que acompaña este crecimiento y mejora urbana es la utilización de soluciones de iluminación que permiten y entregan un mejor aspecto visual y urbano de la ciudad, rescatándola de la oscuridad y permitiendo que nuestras actividades se amplíen, y con ello, nuestra calidad de vida mejore…aunque aún hay mucho por hacer. Lo destacable de estas iniciativas es que existe una mayor identificación de que es posible utilizar este valioso elemento virtual que es la luz, para obtener mejores resultados.

Sea en las nuevas autopistas, avenidas, plazas y parques, entre otros espacios públicos, la luz, tanto natural como artificial, la podemos vincular cada día más a la creación de confort, seguridad y mejora estética de los espacios que habitamos, lo que nos permite sobretodo disfrutar y percibir nuestra ciudad como una serie de paisajes urbanos nocturnos atractivos y dinámicos, y su transformación al caer el día, nos revela que a través de la iluminación artificial, es posible conseguir diferentes y variadas escenas e imágenes nocturnas, lo que contribuye al objetivo de vivir en una ciudad revitalizada.

Pero, iluminar ya no es lo mismo que alumbrar, es decir, no sólo es aplicar luz sobre superficies. Es mucho más y, junto con el desarrollo y avance constante de estudios en la percepción humana, su vinculación psicológica con el comportamiento humano y su integración con el entorno (espacios arquitectónicos), se hace necesario entonces solucionar estos requerimientos de iluminación y, por sobre todo, visuales a través de un adecuado diseño de iluminación.

¿Qué es el Diseño de Iluminación?

Pero, ¿en qué consiste esta especialidad?. Se trata de la planificación y proyección de soluciones de iluminación, que son resultados de un proceso en el cual se toman en cuenta una serie de consideraciones desde el punto de vista del espacio (características ur-banas, de paisaje y diseño arquitectónico -materialidades, volúmenes, colores, formas-), de la visualización y funcionalidad y estética (percepción y comportamiento, confort visual, seguridad), de la técnica (tipos de iluminación, su cálculo y definiciones eléctricas), de la tecnología (equipamientos y luminarias y sistemas de control) y factibilidad económica (inversión, consumo, implementación y mantención), entre otros.

Si bien los resultados de este proceso de diseño en las primeras instancias y antes de ejecutar la respectiva obra, se traducen en una serie de documentos técnicos y planimétricos que no muestran tangiblemente cada uno de estos factores mencionados, cada instrucción indicada en ellos es el resultado del análisis de las consideraciones antes mencionadas. Por esto, es importante considerar el diseño de iluminación desde los inicios de cada proyecto arquitectónico para poder obtener mejores resultados.

Iluminación de la Estación Central de Santiago

Un ejemplo que puedo comentar es el Proyecto de Diseño de Iluminación que desarrollamos para la Remodelación de la Estación Central de Ferrocarriles de Santiago, inaugurada hace poco tiempo atrás, y cuyo exitoso diseño de iluminación fue el resultado del desarrollo eficiente de un proyecto y diseño de luz realizado con máximo cuidado en los detalles, junto con la anticipación con que fue encargado, ya que su resultado fue conseguido en base a muchas variables propias y particulares de un proyecto de esta envergadura.

Las consideraciones contempladas en el Diseño de Iluminación de este Espacio Público fueron principalmente: la conservación del carácter e identidad como Monumento Nacional y su combinación con la nueva imagen de modernidad y tecnología; la integración de la luz a la arquitectura; la especificación de luminarias y lámparas de uso estandarizado; eficiencia en la mantención, entre otros aspectos técnicos y económicos.

Como comentario final, les quiero transmitir que, durante el desarrollo de esta actividad, tendremos que actuar con un lenguaje integrado, que nos permita establecer un puente de comunicación entre el mundo lenguaje subjetivo y conceptual del que forma parte el lenguaje del diseño, la arquitectura, la percepción visual, paisajismo y confort, con el lenguaje de lo técnico, constructivo y tecnológico.

Por ende, resulta muy necesario y fundamental un conocimiento y actualización constante de las distintas variables que participan en el desarrollo de obras y proyectos, que aunque sean de cualquier dimensión, demandan que quienes desarrollamos este oficio estemos a la altura de cada uno de ellos, entregando cada día soluciones de luz eficientes y atractivas desde el punto de vista, técnico, creativo y económico para todos nuestros clientes y quienes tienen un compromiso con este importante tema.

 

Fuente: OneTouch ElectroIndustria